Un juez es nombrado para supervisar los grupos de lucha contra la droga. Su entusiasmo inicial se acabará al ver que su hija adolescente se ha convertido en una drogadicta. Mientras, el agente mexicano Javier Rodriguez libra su propia batalla contra la droga al sur de la frontera.