Oxford 1925. Charles Ryder entabla amistad con el amoral y extravagante Sebastian Flyte, hijo de lord y Lady Marchmain. Charles se ve rápidamente seducido por el mundo de la opulencia y lujo de su amigo y acepta encantado su invitación a Brideshead, la magnífica mansión de la familia. A medida que Charles estrecha sus lazos con los hermaos Marchmain, especialmente con la enigmática Julia, su ambición queda al descubierto, provocando que la aprente armonía de Brideshead se desmorone.