Julian Noble y Danny Wright son dos hombres que se encuentran en México por motivos de trabajo: uno es una asesino a sueldo, el otro un vendedor. Aparentemente no tienen nada en común, pero una noche en el bar del hotel, entre margaritas y tequila, lo que empezó como una simple conversación acabará dando un giro inesperado y disparatado a sus vidas.