En 1941 la Alemania nazi invadión la Unión Soviética, sus tropas rápidamente sitiaron Leningrado. Los periodistas extranjeros son evacuados, pero uno de ellos, Kate Davies, se presume muerto y pierde el avión.