De día, practican el canto y el baile, tanto tradicional como pop. Hermanos y tíos les acompañan con su talento musical mientras que los demás hombres son ociosos, jugando y viviendo a costa de los ingresos de la mujer…