Las primeras sufragistas bostonianas son burguesas ilustradas que luchan por conseguir la emancipación de las mujeres. Cuando Olive Chancellor (Vanessa Redgrave), su más destacada representante, conoce a Verena Tarrant (Madeleine Potter), una hermosa joven, dotada de una rara elocuencia, queda tan prendada de ella que se la lleva a vivir a su casa y decide convertirla en portavoz del incipiente movimiento feminista.