Tres dispositivos nuecleares son instalados por un terrorista en diferentes ciudades de los Estados Unidos. Un agente de operaciones secretas hará todo lo posible para combatir la amenaza y descubrir dónde están escondidas las bombas antes de que sea demasiado tarde. Pero ante la fuerte resistencia del detenido y la gran presión por conseguir la información, el interrogador llegará hasta donde sea necesario aunque para ello deba saltarse algunas reglas.